DEJAR DE LUCHAR ES MORIR


plantulas-plantas-del-desierto-del-desierto-tomates-en-medio-de-las-piedras-y-grietas
(Tiempo de lectura aprox. 9´)

Con ese potente título quiero empezar este post, aprovechando la entrada del verano, el sofocante calor y las vacaciones, tiempo para coger fuerzas, meditar y encarar la recta final del año 2.013.
Sé que estamos en medio de una crisis, envueltos en constantes noticias de corrupción, recortes y desgracias, para qué negarlo, pero ante esta situación sólo te queda 2 opciones: rendirte, quejarte por todo y vivir como una “víctima”, o apostar por la resiliencia, aprender de la situación, levantarte y luchar para seguir adelante. Es el momento de descubrir oportunidades donde haya fracasos, de ver brotes donde los otros ven desierto. En definitiva, y siento usar esta palabra tan utilizada, de RE-INVENTARSE. Tener claro que lo que ayer era útil, mañana quizás no servirá, de saber vivir en la incertidumbre, y a aprender a desaprender, para dejar espacio a lo que necesitas ahora. Como decía Darwin, sólo las especies que sepan adaptarse sobrevivirán.
Para reinventarte, debes hacer como aquel discípulo que visitó a un sabio para que le enseñara. Mientras se presentaba le iba contando todo cuanto sabía, lo que había hecho… el sabio cogió una taza de té y mientras hablaba iba llenando la taza, hasta que se derramó. El discípulo al ver que no reaccionaba le avisó, a lo el sabio le dijo: “Esta taza es como tu mente, nada puedo enseñarte ni nada puedes aprender si no le dejas espacio”.

Éstas son algunas píldoras para conseguirlo:
•Recuerda cuando fuiste un bebé, cuantas veces te caíste y te volviste a levantar tu solo hasta que aprendiste a andar, y hazlo de nuevo.
•Vive con pasión cada minuto y segundo de tu vida, como aquel niño que fuiste cuando con la ignorancia te sorprendías y disfrutabas de cosas insignificantes.
•Rodéate de gente positiva, y aléjate de las “víctimas” y pesimistas. No permitas que fichen en su club.
•Pasa a la acción, y cuando algo no salga como esperabas no te derrumbes, aprende del error, levántate y sigue adelante. Piensa que antes de conseguir grandes éxitos la mayoría de personas han tenido grandes fracasos (Thomas Edison tuvo que hacer más de 1.000 ensayos-errores antes de descubrir la bombilla, entre otros grandes inventos). La diferencia entre un fracaso y un error, es que en el fracaso te caes y no te levantas, mientras que en el error asumes que has tenido un resultado diferente al que esperabas, aprendes, te levantas y sigues.
•Déjate tiempo para meditar, aclarar tus ideas y objetivos. Objetivos borrosos, metas borrosas. Objetivos claros, metas claras.
•Déjate fluir por tus sentidos, disfrútalos:
Tacto: tócate y deja que te tocan. Masajéate los pies (muchas terminaciones nerviosas)
Visual: Rodéate de colores, y aprovecha su fuerza (amarillo: actividad /verde: frescura y tranquilidad /azul: comunicación y tranquilidad/ rojo: estimulación y vitalidad).
Auditiva: Escucha con intensidad los sonidos de la naturaleza, así como los cotidianos de tu alrededor (lluvia, olas del mar, agua ducha…). Aprovecha el poder de la musicoterapia.
Olfativas: Huele con intensidad hasta impregnarte del momento: pan recién salido, aromas diversos… así como olores revitalizantes que te llenan de energía como del eucalipto y el mentol.
Gustativas: Como despacio, disfruta de los gustos y comida sana evitando el abuso alimentos con alta concentración de azúcares de absorción rápida, como chocolate y caramelos.
•Haz una lista y escribe aquellas pequeñas cosas que te llenan, te cargan energía y disfrutas realizando. Busca un espacio para realizarlas cada día, cada semana. No tienen porqué ser costosas ni complicadas, en la sencillez está la grandeza.

Aquí te dejo un cuento para reflexionar:
Había una vez un bosque en el que vivían todos los animales, hasta que un día empezaron a hablar de sus virtudes. El conejo era veloz, el búho listo, el elefante fuerte… así hasta que llegaron a las tortugas, a las que sólo veían debilidades. Entonces decidieron hacer una apuesta: retar a las tortugas a subir arriba de la cima. Así se prepararon todas las tortugas en la línea de salida del bosque, camino a la cima, y dieron la salida. Las lentas y pesadas tortugas empezaron a andar lentamente, con su pesada concha a cuestas. Al lado del camino había todos os animales del bosque, que las miraban y comentaban:
-“Míralas que lenta, nunca lo conseguirán”.
– “Es imposible, son muy pesadas”.
Los días iban pasando, y las tortugas poco a poco iban desistiendo. Pasadas unas semanas, cada vez quedaban menos tortugas, y los animales del bosque seguían con sus comentarios. Hasta que al final sólo quedó una tortuga, que despacio pero sin pausa seguía avanzando, hasta que finalmente, contra todo pronóstico y con sorpresa de todos los animales, consiguió llevar a la cima.
¿Sabéis por qué lo consiguió?.
Porque era sorda.

No te pierdas este vídeo, imprégnate de la fuerza de su protagonista, de su pasión por vivir y seguir adelante, no tiene desperdicio:

Déjame tus comentarios, tu opinión es importante para mí.

Te recomiendo la lectura de estos posts relacionados con el tema:
CLAVES PARA CONSEGUIR TUS OBJETIVOS

NADA ES LO QUE PARECE COMO MIRAS AL MUNDO

¿Qué es aquello que no te perdonarías no haber hecho de aquí a 2 años?

¿Te ha gustado el post?, no seas egoísta, compártelo con tus amigos y conocidos, seguro que te lo agradecerán.

¿Quieres potenciar tu vida?
Llámame ahora al teléfono 655-43.97.43 para concertar tu sesión de coaching, la primera te la regalo. ¡Qué puedes perder!, o entra en el siguiente link y envíame tus datos. Da igual de donde seas, podemos hacer la sesión de Coaching por teléfono y/o Skype, sin pérdidas de tiempo ni desplazamientos. Soy coach profesional certificado por la ICF con amplia experiencia.
https://optimitzatcoachingalleida.wordpress.com/sesion-coaching-gratis/

Anuncios

Acerca de Jordi Urgell

Me dedico a potenciar los resultados de las personas, equipos y empresas. Cómo: partiendo del poder de la mente y desarrollando todo tu potencial interno e incrementando tus ventas. Soy coach profesional certificado por la ICF (nº de socio 20121083), con amplia experiencia en el desarrollo humano y aumento de resultados comerciales. Realizo mi trabajo de forma muy práctica con resultados sostenibles.  Gran cantidad de clientes me avalan.
Esta entrada fue publicada en COACHING, CREENCIAS LIMITANTES, CRISIS, ESFUERZO, MIEDOS, MOTIVACIÓN, OBJETIVOS. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a DEJAR DE LUCHAR ES MORIR

  1. christian dijo:

    Jordi, gracias por el post, en estos tiempos de crisis y de poco avance es requerido un segundo aire para sobreponerse ante dicha situación, sin embargo me llama la atención que sea mencionado que debemos reaprender, (ya que lo que hasta hoy había funcionado ya no lo hará más), y al mismo tiempo hablamos de “seguir luchando”. Aunque es una recomendación muy subjetiva, creo que debemos dirigirla hacia algún fin determinado, ya que no podemos seguir la misma recomendación siendo que los tiempos son diferentes.
    Así como hay tiempos para correr, también hay tiempos para caminar y hasta para detenerse a esperar el mejor momento para correr, y creo que estamos en la etapa de ” mantenerte alerta” para el momento ideal, al mismo tiempo de mantenerte a ritmo, siendo buen espectador.
    Los náufragos en medio de la tormenta no saben donde está el norte, no saben cuento tiempo durará el mal pronostico climático. Solo saben que nadar con gran fuerza hacia ningún lado no los salvará. se requiere mantener la calma, el objetivo es sobrevivir a los múltiples ataques de las olas y al mismo tiempo guardar aliento para cuando vean que se aproxime el equipo de rescate.
    Saludos.

    • Hola Christian, buenas tardes.
      Antes de todo gracias por tus comentarios y aportación. Referente a tus comentarios, decirte que cuando digo “reaprender” me refiero a no seguir inmóvil con lo que se sabe, no aferrarse, ser abierto a lo que en cada momento y situación precise. No quiero decir que lo que un día funcionó no vaya a funcionar nunca más, puede ser que funcione, y puede ser que no, simplemente tener la mente abierta sin aferrarse a nada.
      Me gusta la metáfora de los náufragos y la tormenta, aunque discrepo de que haya una única y mejor solución. Me recuerda un hecho real que sucedió en que una plataforma petrolífera en llamas. Según la normativa y dada su altura se recomendaba a los trabajadores mantenerse en ella, gestionar el pánico y esperar ayuda. Sólo se salvó el que saltó.
      Saludos, Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s